Nuestros sueños son hoy

¿Alguna vez se han preguntado cómo hacen los fans de la selección nacional de su país para viajar miles de kilómetros y atravesar océanos solamente para apoyar a su equipo favorito?

La clave para lograr tal hazaña está en el qué, el para qué y el por qué lo hacemos.

Qué: Full motivación. Es la excitación disparada al 1000%, adrenalina de la buena, máxima entrega a las emociones.

Para qué: Para conseguir los medios de financiamiento que te van a acercar a la meta.

Por qué: Porque la experiencia de un gol en vivo no tiene precio.

Cualquier evento deportivo, educativo o cultural que tenga adeptos es capaz de generar emociones suficientes para encender la creatividad de las personas. El fin es lograr asistir, vivir ese momento.

Recuerdo cuando me ofrecieron en la universidad ir a China en un intercambio cultural con otra universidad. No tenía los medios, pero mi sueño siempre había sido ir a China. Pensé mucho, hablé con mucha gente, hasta que conseguí el financiamiento con la misma universidad, fui la única a la que se lo otorgaron, porque la tenacidad con la que le pedí al universo y a todos los involucrados me llevó a conseguirlo.

Cuando trabajé en Hello Marseill Hostel un día llegaron Padre e hijo (ingleses) a registrarse en el hotel, iban sólo por una noche, la noche del partido entre el Manchester United y el Olympic de Marseille, me contaron que iban a todos los partidos del Manchester y a la semana siguiente debían estar en Rusia. Les pregunté cómo lo hacían para financiar el viaje, pues como iban a todos los partidos tenían entradas más económicas por comprar el paquete entero de la temporada y el hijo (que era menor de edad) trabajaba y guardaba todo su dinero para poder financiar las entradas mientras que el papá se encargaba de trabajar extra para pagar los hoteles y se organizaban con otros fanáticos que hacían lo mismo que ellos para comprar billetes de avión en grupo y beneficiarse de las tarifas. ¿Bueno no?

La gente que fue a la Copa Mundial de Futbol en Brasil planeó por más de cuatro años ese momento. Grupos de amigos se organizaron, hicieron eventos para recaudar dinero para su causa común, parejas trabajaron horas extras y familias hicieron el negocio de sus vidas porque sabían que las ganancias los acercarían a sus sueños. ¡Y eso fue Brasil, pero ya se están preparando nuevamente para Rusia! (Me incluyo).

Entonces, si algunos podemos cumplir nuestros sueños, ¿por qué los demás no? ¿Será porque unos tuvieron más suerte que otros? No lo creo, más bien pienso que cada quien construye su propia suerte.

Encuentra tu motivación y haz hasta lo imposible por conseguirlo, sí se puede.

La vida es hoy y nuestros sueños también son hoy, los que no hacen nada se lo pierden todo… Sólo les queda ser espectadores de los éxitos ajenos.

Compárteme con tus amig@s

Tipos de Lecciones