Las Coincidencias

Esta última semana ha estado llena de coincidencias y son tantas que no me permiten perder la capacidad de sorprenderme. Pero ¿son realmente coincidencias? Por experiencia sé que todo lo que llega a nuestras vidas es porque lo atraemos, es el fruto de lo que cosechamos, entonces, ¿cómo es que personas y circunstancias que están totalmente opuestas unas a otras logran relacionarse de la manera menos pensada y cuando menos lo esperas?

Lo que puedo decir es que se necesita estar alerta a las señales que nos envía el universo, preguntarnos, ¿Cuál es la razón por la que ésta persona llegó a mí? ¿Por qué viví hoy esta situación? Cuando damos un paso al lado de nuestro metro cuadrado empezamos a ver las cosas desde otro punto de vista, lo que parecía un problema se disuelve, lo obvio deja de serlo y da paso a una nueva forma de pensar y de ver la vida.

Es lo que Chopra llama el “Sincrodestino” (aprovecho el espacio para recomendar su libro con el mismo título), nada es coincidencia, estás en el lugar preciso en el momento indicado y debes vivir esa experiencia porque estás conectado con ella.

Cuando la vida está tratando de hablarte y llegan muchos indicios en forma de coincidencias mi mejor consejo es empezar a hacerle caso a lo que el universo está tratando de decirte. Aceptar lo que llega a nuestras vidas es la única forma de crecer y avanzar.

Personalmente, todas las coincidencias que he visto en éstos últimos días son ratificación de que lo que estoy haciendo con mi vida es lo que debo vivir y me impulsa a llegar a donde me he propuesto a llegar.

Compárteme con tus amig@s

Tipos de Lecciones