Hechos y Opiniones de Dinero

Lo tengo que decir: Estás gastando energía innecesariamente porque te enfocas en lo que no deberías.

¿Cómo lo sé?

Porque dejas que tu vida se construya sobre opiniones y no hechos

A ver, a ver, vamos a empezar por el principio, quiero establecer la diferencia entre dos palabras que comúnmente confundimos mucho: Hecho y Opinión.

¿Qué entiendes por “Hecho”?

Un hecho viene del “Hacer”, es una acción llevada a cabo por lo tanto es una realidad.

La palabra “hecho” hace referencia a un suceso o acontecimiento. es decir, algo que ha ocurrido.

Por el otro lado, una opinión es un juicio o idea con respecto a una persona o cosa de la cual asumimos su verdad sin garantía de su validez.

Muchas veces tomamos una opinión como hecho y basamos toda nuestra vida en ello.

Para mí, esto es peligroso (Esta es una opinión)

Te explico mi por qué…

Para poder tener éxito en el ámbito financiero (y en cualquier ámbito de la vida para ser honestos) necesitamos hacer una clara distinción entre “hecho y opinión”.

Por ejemplo:

Si yo digo “el dinero es un herramienta de intercambio de valor creada por el hombre para facilitar las transacciones de adquisición de un bien o servicio” En este caso, ¿Estoy hablando de un hecho o de una opinión? Claramente es un hecho.

Me guste o no, te guste o no, el dinero lo utilizamos los seres humanos como medio de intercambio. Es un hecho, podemos tener muchas opiniones al respecto pero el hecho no lo vamos a cambiar ni tú, ni yo.

Si ahora digo, “el dinero es la raíz de todos los males” ¿Esto un hecho o una opinión?

Pues, en este caso, es una opinión.

Pero Waleska, al principio me dijiste que estaba gastando energía innecesariamente… ¿Por qué?

Ahora lo podemos conversar…

La energía que utilizamos para perseguir nuestros objetivos tiene que estar enfocada en hechos y no en opiniones.

(Momento en el que emites un sonido de tipo: Mmmmmmmmmmm)

Las opiniones de los demás y las nuestras (que en su mayoría han sido heredadas o influenciadas) son las barreras que no nos dejan avanzar y conseguir la prosperidad económica que tanto se desea.

Cuando perseguimos opiniones somos más propensos a cometer errores. Errores traen pérdida de tiempo, de dinero, de energía.

¿Me explico?

Me gusta decir que el dinero es el resultado de la transformación del individuo (Esta es una opinión) y, para hacer bien o para hacer mal los hombres más poderosos del planeta aumentan su nivel de ingresos cuando algo los transforma (esto es un hecho).

Las decisiones financieras son malas cuando dejamos que las opiniones influyan en ella.

Para tomar buenas decisiones financieras que lleven realmente a una realización de prosperidad personal y material hay que tomar los “hechos” y ahí sí, ponerle nuestra propia opinión.

No al revés, no es tener opiniones y tratar de probarlas a como dé lugar para convertirlas en hechos…

¿Cuántas veces tomaste el camino equivocado porque escuchaste la “opinión” de alguien si conocer los “hechos”?

Si me preguntas a mí, ya perdí la cuenta… pero de todos esos errores aprendí, hoy siempre digo, la gente miente, los números no.

Entonces, ¿En qué te vas a enfocar de ahora en adelante, en hechos u opiniones?

Déjame abajo tus comentarios, me encantará leer tu opinión.

Empieza a crear tus propias experiencias en menos de 7 días. Únete a mi programa GRATIS por Facebook “El Tren Expreso”, donde podrás poner en práctica nuevos conceptos de dinero y entrar en acción. Construyamos con hechos y no con opiniones 😉

¿Te gustó este post?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

déjanos un comentario