fbpx

Estoy tranquila…

¿Cuántos conocen el verdadero significado de la palabra tranquilidad?

¿Cuántas pueden hablar desde la experiencia? Hoy puedo dar fe de lo que se siente.

Como muchos saben, hace un mes y medio decidí renunciar a mi trabajo estable, salirme del sistema y romper todas las barreras. Como todo cambio en la vida, el tomar la decisión no fue fácil. Considerar los pros y contras, informarlo a mis familiares y relaciones y escuchar sus opiniones fue todo un desafío que sin darle tanta vuelta enfrenté.

El miedo me persiguió, no fui inmune a él, pero no le permití paralizarme, seguí mis corazonadas y al final lo que encontré fue, algo que habré disfrutado seguramente estando muy pequeña pero que había olvidado… encontré tranquilidad.

Fue muy extraño, una sensación ajena a mí y a todo lo que conocía hasta el momento, ciertamente muy placentera. Me llenó de energía y afortunadamente, cambió mi manera de afrontar la vida.

¿Qué es entonces la tranquilidad? Para mí, es la sensación de quietud, de saber que cuentas con puertas que aunque no hayas abierto puedes tocar. Vivir sin esperar nada a cambio. Estar sin agobios ni preocupaciones, sin querer quedar bien o mal ante la opinión de los demás.

Aprendí que estar tranquilo es tomar la vida con tiempo, dejar de correr, disfrutar los días y percibir lo que antes no percibía.

Aprendí que estar tranquila es lo primero que necesito para vivir la vida de mis sueños.

Compárteme con tus amig@s

Suscríbete

Tipos de Lecciones