El Dinero no fluye igual en todo el Mundo

Spoiler Alert: Este post va dedicado a personas que viven fuera del país donde nacieron, crecieron y se desarrollaron personal y profesionalmente.

Si bien sabemos que el dinero es un flujo de energía y que si sabemos manejar esa energía vamos a atraer más dinero a nosotros, hay fuerzas que son más grandes que nuestra fuerza de voluntad.

Paramahansa Yogananda solía decir: “El entorno es más fuerte que la voluntad”.

¿Qué quiere decir esto?

Que por más que tengas deseos de ser feliz, si tu entorno no contribuye a esa felicidad, tu voluntad no va a ser suficiente.

Que por más que quieras tener dinero y prosperar, si tu entorno es todo lo contrario, esa fuerza de voluntad va a tener que ser muy grande para que puedas romper esas barreras.

Que no importa cuánta candela le eches, las cosas no van a avanzar como podrían hacerlo en otro contexto.

Ajá, pero ¿Qué quiere decir esto realmente?

Simple.

Que para que puedas cumplir tus metas y sueños necesitas estar en el entorno ideal.

¿Y qué tiene que ver todo esto con el flujo de dinero en el mundo?

Pues, que dependiendo del entorno en donde te ubiques el dinero fluirá con mayor o menor facilidad

Mira, esto es bien sencillo.

En este momento, cierra los ojos e imagínate en un barrio pobre, vámonos al extremo, sitúate en una fabela en Río de Janeiro. ¡¡Cierra los ojos!! Hazlo…

Bien, ¿Qué viste? ¿Qué sentiste?

Te lo describo: Poco espacio, todo amontonado, unos encima de otros, suciedad, mal olor, colores oscuros, el sol no entra (no hay lugar para que entre), el aire tiene dificultad para circular, la energía es estática, todo es lento, las personas se mueven como en letargo, aunque hayan niños corriendo es otra energía ¿Verdad?

Ahora vámonos al otro extremo. Imagínate esta vez en un barrio rico, vete a las casas de ricos que ves en las películas, lo más top de lo top, lo que ni siquiera sabes que existe. Cierra los ojos de nuevo.

¿Lo hiciste?

¿Qué pasó? ¿Qué viste? ¿Cómo lo sentiste?

¿En qué se diferencia a la primera experiencia?

La polaridad: Luz, mucha luz y espacio, la casa de un millonario se caracteriza porque deja circular todo… Colores claros.

Pregunta, ¿Viste una casa de rico que se caía de peroles ahí adentro?

No, el que es verdaderamente próspero no es acumulador, es más bien un “soltador”, es una persona capaz de soltar todo, lo material, las personas, los resultados, simplemente vive cada experiencia como venga.

Bien…

Hablamos ya del entorno y nos situamos en los extremos de la riqueza y la pobreza e hicimos un resumen de lo que podemos encontrar ahí adentro. Trasladémonos ahora a lo macro.

¿Cómo es un país pobre? De tercer mundo…

Guatemala, Nicaragua, Bolivia, Venezuela… ¿Fluye la energía? ¿Fluye el dinero?

Nope, aunque duela no fluye, sorry.

¿Cómo es un país abundante? De primer mundo…

Canadá, Dinamarca, Suecia, Finlandia… ¿Fluye?

Claro que yes!

Y no me vengas con el cuento de que “Aaaayyyyyy mi país es ricoooooo porque Dios le dio todas las maravillas naturales que no hay en ningún otro país”.

Ese tipo de comentarios no te sirven para avanzar. Dios creó todo eso, sí, pero ¿De qué sirve si el ser humano no lo sabe utilizar?

Estamos hablando de riqueza y pobreza de dinero…

Si te situas en un entorno difícil, de pobreza, donde las cosas no fluyen, cualquier cosa que quieras lograr te va a ser pesado, retardado, como que estás luchando contra la corriente.

Por el contrario, si te situas en un lugar donde fluyan las cosas vas a tener el entorno a tu favor, ese entorno va a favorecer tu fuerza de voluntad.

Ahora, ¿Dónde vives hoy?

¿Fluye la cosa o no fluye la cosa?

Como venezolana del mundo, en los últimos 14 años he vivido en más de 10 ciudades en 7 países y 3 continentes… y he tenido la oportunidad de ver de primera mano las diferentes energías de países y ciudades, la distinta vibra en cuanto al flujo del dinero (Puedes leer mi historia aquí).

Hay países que aunque tengan buenas economías, sus leyes hacen que igual sea cuesta arriba el emprender, el salir adelante y el tener algo más que el promedio.

Cuando viví en Francia conocí un chico francés, ingeniero naval, venía incluso de familia burguesa, de apellido, tradición e influencia en el gobierno. Inició un emprendimiento en su rubro, a los 6 meses estaba al borde de la quiebra y ni siquiera había arrancado el negocio… Estaba en proceso de sacar permisos pero los impuestos se lo estaban comiendo. No le sirvió de nada el apellido.

Amo Francia, me declaro francesa después de venezolana, pero Francia no es un país para ir a hacer dinero. El sistema no está hecho para eso y siempre va a buscar que las personas se queden en el mismo nivel.

C´est la vie!

Trasladémonos a América Latina…

Chile, la mejor economía del cono sur, donde viví 6 años.

Llegué en 2011 porque mi mamá me dijo “Aquí la cosa está buena”.

Craso error, la cosa no estaba nada buena, con todo mi conocimiento, experiencia, e idiomas terminé empleándome y ganando en esa época unos 340 USD mensuales… ¡NADA!

¿Qué hace un individuo con un sueldo mínimo? Por lo menos en Europa el sueldo mínimo alcanza para algo…

Pero bueno, Chile… Ya estaba aquí, ¿Qué iba a hacer? Lo que hace cualquier inmigrante… Sacarme la mugre para obtener un aumento de sueldo y después un mejor puesto en la empresa y esperar a un salario mejor.

Me quemé, llegaba a trabajar entre 12 y 16 horas diarias para sacar la módica suma de 1.000 USD y lo peor era que cuando decidía llegar un poco más tarde (tenía horario libre) porque había llegado a mi casa a las 4am me llamaban la atención.

Típica mentalidad latina…

Chile es para mí un país trampolín, no es el lugar donde vas a hacer todo el dinero del mundo, pero en la región, si quieres algo más que el promedio de los países, aquí puedes encontrar el impulso, eso sí… Si eres inteligente y no caes en el sistema de deudas y cuotas y casas comerciales que está diseñado para atraparte de por vida.

Si usas el sistema a tu favor serás más rentable que el 98% de los mismos chilenos.

Ahora, vamos al rey del CASHFLOW

Donde TODO se mueve en función al dinero…

Donde fluye aunque no quieras…

Aunque te de rabia…

Aunque lo critiques…

Pero fluye porque lo saben hacer fluir…

Y monetariamente hablando, lo hacen bien…

Los United States of America.

Eso sí, tienes que llegar con mentalidad de prosperidad, de emprendedor y empresario, para hacer las cosas diferente.

Estados Unidos es el mejor lugar para tener una empresa, pero es el peor para ser empleado.

Aquí tenemos hoy nuestra empresa, dejamos de hablar en pesos para empezar a hablar en dólares…

Y la vida te cambia cuando piensas en dólares…

Tu perspectiva es otra…

Todo depende del entorno…

¿En qué entorno te mueves?

¿En uno de prosperidad o en uno de limitaciones, en uno donde las personas te invitan a ser cada día mejores o donde siempre están compitiendo contigo y queriendo disminuirte?

Si llegaste hasta aquí es porque entiendes perfectamente esto de la energía del dinero, o quizas no todo, pero algo adentro te dice que sigas leyendo y que debes aprender más sobre esto.

Sea lo que sea, estás aquí por una razón y es porque saliste de tu país para brillar, no para ser el esclavo de ningún otro sistema…

Hasta aquí por hoy. Si quieres saber más te invito a que participes de mi próximo Foro GRATUITO por WhatsApp “Trotamundos”, un espacio dedicado para que venezolanos en el exterior sepan cómo sacarle el mejor provecho al dinero y a la oportunidad que se les ha presentado. Si es tu caso, estas 2 horas son para ti. ¡Inscríbete ahora!

Déjame tus comentarios, quiero leerlos!

Y ya sabes…

#ÉchaleCandela

¿Te gustó este post?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

déjanos un comentario