fbpx

¿Cómo definir tu mentalidad para lograr negocios exitosos?

Los negocios tienen una finalidad y esa es, proporcionarte dinero para que puedas después utilizarlo para alcanzar tu propósito en la vida.

A ver, permíteme explicarme. La gente cree que tener un negocio es el fin y nada podría estar más alejado de la realidad. Un negocio no es el fin, es el comienzo.

¿Por qué es el comienzo?

Mira, un negocio es un medio para poder lograr un fin. Me explico, si tu propósito de vida es viajar a países subdesarrollados para ayudar como voluntario en la erradicación del hambre entonces vas a tener que generar dinero ¿cierto? (¡porque hacer voluntariado no es gratis!).

Entonces, ¿qué tendrás que hacer? Un negocio, una actividad que te genere el dinero necesario para ir por tu sueño.

Pero esto es lo que realmente ocurre: Empiezas ese negocio y al final no te vas nada a cumplir con tu misión porque te quedaste pegado en el negocio, en que tiene que dar más dinero, en que no puede funcionar sin ti, en que nadie lo hará mejor que tú… Te enamoraste del negocio y empezaste a sufrir.

El negocio deja de ser un medio y se convierte en tu fin. Mucha gente no tiene éxito en los negocios porque cree que emprender es la meta.

¿Has visto a esas personas, (y sobretodo ocurre en negocios familiares) que no avanzan porque están enamorados del color de los muros, de las sillas viejas, de la máquina que ya no sirve?

“Es que eso está aquí desde que llegué” “Es que el abuelo lo quiso así, ya murió pero yo honro su trabajo” “Es que yo me muero sin este negocio”

¿Sabes que le pasa a las personas que pasan de ser empleados a ser sus propios jefes? Pues se enamoran de sus negocios… Un amor tóxico, terminan trabajando más horas de lo que trabajaban antes, se vuelven esclavos y dependientes de él.

Un negocio está hecho para generar ganancias. La diferencia entre ricos y pobres es que los ricos han entendido que es una parte de sus vidas pero no es la vida en sí.

Y así como nace también puede morir. Un negocio también tiene una vida útil, las nuevas tecnologías remplazan a las más obsoletas y si no estás dispuesto a soltar ese amor, estarás condenado a morir con él.

¿Estás enamorado de tu negocio? ¿Qué medidas podrías tomar para liberarte de él? ¡Comenta más abajo!

Compárteme con tus amig@s

Suscríbete

Tipos de Lecciones